miércoles, 20 de abril de 2016

Negando la predestinación absoluta de Dios

La doctrina de la predestinación absoluta, afirma que desde el principio Dios ha tenido absoluto conocimiento del futuro, especialmente en lo relacionado con sus criaturas inteligentes. Debido a las implicaciones de esta afirmación, es necesario que cada uno obtenga respuesta a la pregunta: ¿Enseña la Biblia que Dios tuvo total conocimiento de la trayectoria y el destino de todo ser humano aún antes de crear al primer hombre?

Para facilitar la investigación bíblica personal, se han dispuesto dos listas de argumentos bíblicos dirigidas a afirmar o negar la predestinación absoluta de Dios. El propósito es que cada uno pueda obtener su propia conclusión y de forma objetiva de lo que enseña la Biblia sobre este asunto. En este sentido se recomienda el artículo: Cómo probar si una enseñanza es bíblica.

Puede utilizar los comentarios al final del artículo para cualquier observación relacionada con los argumentos presentados. Para mensajes privados utilizar esta dirección: usymbv@gmail.com


LOS DIEZ ARGUMENTOS BÍBLICOS PRESENTADOS PARA NEGAR LA PREDESTINACIÓN ABSOLUTA DE DIOS

1) Antes del diluvio, leemos: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová” (Génesis 6:5-8; ver también Jonás 3:4,10 y Éxodo 32:14)
Este relato es una clara evidencia de que Dios no conocía de antemano cada uno de los actos de todos hombres; de hecho, ni siquiera conocía cuál iba a ser el derrotero general de la humanidad antes del diluvio. Dios no se pudo arrepentir de hacer al hombre, si de antemano ya sabía cuál sería su comportamiento.

2) Justo antes de que Abraham sacrificara a su hijo, “el ángel del Señor lo llamó desde el cielo y dijo: ¡Abraham, Abraham! Y él respondió: Heme aquí. Y el ángel dijo: No extiendas tu mano contra el muchacho, ni le hagas nada; porque ahora sé que temes a Dios, ya que no me has rehusado tu hijo, tu único” (Génesis 22:11-12)
Dios pone a prueba a Abraham para saber si les era obediente, por la sencilla razón de que hasta entonces no lo sabía con seguridad; y por supuesto, no estaba predeterminado. En esa misma línea Nehemías escribe: “Tú, Señor y Dios, fuiste quien escogió a Abram. Tú lo sacaste de Ur de los caldeos y le pusiste por nombre Abraham. Descubriste en él un corazón fiel…” (Nehemías 9:7-8). Sólo se descubre lo que antes estaba escondido. Si Dios descubrió en Abraham un corazón fiel es porque antes no lo sabía con seguridad.

3) Después de hacerse evidente la desobediencia del rey Saúl, Dios dijo a su prometa Samuel: “Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel”; “Y nunca después vio Samuel a Saúl en toda su vida; y Samuel lloraba a Saúl; y Jehová se arrepentía de haber puesto a Saúl por rey sobre Israel” (1 Samuel 15:11,35)
Saúl fue el primer rey de Israel elegido directamente por Dios; y aunque al principio demostró una actitud obediente, después se hizo presuntuoso (1 Samuel 15:23); lo cual hizo que Dios sintiera pesar y se arrepintiera de hacerlo rey (1 Samuel 15:1; 9:20-21; 16:1). Está claro que al tiempo de elegirlo rey, Dios ignoraba cuál sería el comportamiento final de Saúl.

4) A través de Moisés, Dios dijo a los israelitas: “os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia”  (Deuteronomio 30:19)
Como es lógico y natural, Dios reconoce la capacidad de elección de la gente. Hemos de notar que Dios no les obligó a elegir su bendición, sino que respetó su libre albedrío, a la vez que les alentaba a escoger lo mejor para ellos mismos; algo que sería absurdo y carente de razón si la elección de ellos ya fuera conocida de antemano por Dios.

5) “El Señor ha mirado desde los cielos sobre los hijos de los hombres para ver si hay alguien que entienda, alguien que busque a Dios” “Porque los ojos del Señor recorren toda la tierra para fortalecer a aquellos cuyo corazón es completamente suyo…” (Salmos 14:2; 2 Crónicas 16:9; ver también Génesis 18:20-21)
Aquí se revela una actividad de observación por parte de Dios para localizar a aquellas personas que le buscan; o para fortalecer a quienes les entregan su corazón. Si Dios realiza dicha observación o recorrido es porque antes desconocía dicha información.

6) Jesús se “pasó la noche orando a Dios” y “escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles”, entre los cuales estaba “Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor” (Lucas 6:12-16). En el apóstol Judas se cumplió esta profecía: “Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar” (Salmos 41:9); lo cual significa que al tiempo de seleccionar los apóstoles, Jesús confiaba en los doce, incluido Judas. Fue más tarde cuando Judas se convirtió en traidor. Por lo tanto, al tiempo de elegir a los apóstoles, el Hijo de Dios desconocía el destino final de este hombre.

7) “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado” (Isaías 55:6; Salmos 14:2) En este mismo sentido, Jesús dijo a sus discípulos: "Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán" (Lucas 13:24; Mateo 7:13; ver también Mateo 7:7)
Por toda la Biblia hay numerosas exhortaciones a buscar a Dios y esforzarse por el proceder correcto; exhortaciones que contienen un reconocimiento implícito de la libertad de decisión de cada persona. No tiene ningún sentido que la palabra de Dios resalte tanto los esfuerzos humanos si el destino de todos ya estuviera predeterminado.

8) “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4)
Si Dios optó por crear a la humanidad sabiendo de antemano que muchos no serían salvos, sería absolutamente irrazonable que Él expresara su deseo de que TODOS LOS HOMBRES sean salvos. O Él miente, algo que es imposible (Tito 1:2); o simplemente es falsa la idea de que predestinara desde el principio a TODOS los hombres.

9) “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9) En la misma línea están las palabras que Pablo dirige a quien practica la iniquidad: “¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?” (Romanos 2:4)
Decir que Dios predeterminó el destino de todo ser humano es anular el sentido de la llamada al arrepentimiento ¿Cómo se puede decir que Dios llama al arrepentimiento, si de antemano Dios ya sabía quiénes se arrepentirán y quiénes no? Es más, la predestinación absoluta encierra la insinuación de que Dios puede actuar con cinismo: ¿Sabía desde el principio quienes no se van a arrepentir, y a éstos les dice que se arrepientan?

10) “¿Acaso me complazco yo en la muerte del impío —declara el Señor Dios— y no en que se aparte de sus caminos y viva?” “Diles: ‘Vivo yo’ —declara el Señor Dios— ‘que no me complazco en la muerte del impío, sino en que el impío se aparte de su camino y viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos. ¿Por qué habéis de morir, oh casa de Israel?’” (Ezequiel 18:23; 33:11)
De nuevo estamos ante una declaración inexplicable en el caso de que la predestinación absoluta fuera cierta. Si antes de crear a la humanidad, Dios sabía muy bien todas las muertes que Su decisión comportaría ¿Cómo es posible que siguiera adelante para después afirmar que no se complace “en la muerte del impío”? Una vez más, un contrasentido inexplicable por la doctrina de la predestinación absoluta.


___________________________________________________________

No hay comentarios :

Publicar un comentario